Un gato vacilándole a una serpiente

Imagino que la serpiente no es venenosa, sino el gato sería un digno aspirante al premio Darwin.

Parece que la serpiente confunde la cola del gato con algún congénere suyo, quizá la suegra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services