Un cañón de railes dispara un proyectil a Mach 8

La armada de los Estados Unidos ha probado un cañón de railes con el que ha disparado un proyectil a 8 veces la velocidad del sonido (Los cañones convencionales disparan sus proyectiles a Mach 3).

Un cañón de railes, o cañón electromagnético, es un tipo de cañón en la que el proyectil es impulsado por un campo electromagnético de gran potencia.



cañon de railes, esquema

Esquema de un cañón de railes. Fuente: Wikipedia



Como se puede ver en el esquema superior, un cañón de railes consiste básicamente en dos railes por donde se aplica la corriente eléctrica y el proyectil cortocircuita ambos railes. En el momento de aplicar una corriente eléctrica se genera un campo magnético que impulsa el proyectil hacia adelante. Un cañón de railes no tiene límites teóricos, la potencia del disparo depende únicamente de la potencia de la corriente eléctrica aplicada. En la práctica, el único límite es la resistencia de los materiales, ya que como podemos imaginarnos, a potencias de disparo muy altas la fuerza de retroceso puede hacer saltar el cañón en pedazos.

El cañón que vemos en el vídeo es un prototipo fabricado por BAE Systems, prototipo del que ya hablé en Teleobjetivo hace dos años, cuando se entregó a la marina.

Las cifras de este artilugio marean: Durante 5 minutos, una corriente eléctrica carga una batería de condensadores del tamaño de neveras. Una vez cargados, los condensadores descargan su energía produciendo una corriente eléctrica de 1.500.000 amperios durante 10 milésimas de segundo, generando una  energía de 32 millones de julios; esta descarga de energía impulsa un proyectil de 10 kilogramos de peso a 8 veces la velocidad del sonido.

Pero, si no hay ninguna carga explosiva que impulse el proyectil, ¿Por qué oimos un estampido y vemos humo? Muy simple: El sonido lo produce el proyectil al romper la barrera del sonido y el humo es el propio aire, que se quema a causa de la presión producida por el proyectil durante la aceleración.

Desde el año 2005, la armada estadounidense lleva gastados 211 millones de dólares en el desarrollo de cañones de railes; el objetivo último es diseñar un cañón para barcos de guerra con 64 millones de julios de potencia, que podrá disparar proyectiles a distancias de mas de 300 kilómetros.

Para los militares, la gran ventaja de los cañones de railes es que su potencia es ajustable, depende de la energía eléctrica suministrada, con lo que pueden usarse prácticamente para cualquier cosa, pueden tanto disparar proyectiles pesados antibunker como proyectiles ligeros antiaéreos o antimisil, con un alcance y potencia de disparo ajustable.

FUENTE: Wired.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services