Steve se ha ido, ¿Y ahora que?

Anteayer, 24 de agosto del 2011, Steve Jobs anunciaba su retirada como CEO de Apple. El nuevo CEO será Tim Cook y Jobs se convierte en el presidente del consejo de administración.

Una de las reglas básicas de la política dice que, cuanto mas personalista es un régimen, menos probabilidades tiene de sobrevivir a su creador. Y en la práctica esta regla suele cumplirse; solo hay que fijarse como en los partidos políticos, los líderes fuertes y carismáticos vienen seguidos por una época de decadencia en la que son incapaces de encontrar líderes competentes.

Steve Jobs en su juventud

En el caso concreto de Apple, el gran problema al que se enfrenta la compañía es precisamente el magnífico trabajo que ha hecho Jobs, que puede arrastrar a la compañía a un “liderazgo virtual”; es decir, existe el riesgo de que Cook intente dirigir la compañía en base a la idea… “¿Que habría decidido Jobs en este caso?”. El problema de esta forma de pensar es que Cook no es Jobs, de manera que si intenta adivinar que haría Jobs, lo que hará es equivocarse.

Steve Jobs junto a su sucesor, Tim Cook

En resumen, Apple podrá sobrevivir a Jobs si Cook es capaz de desarrollar un estilo y unas ideas propias y consigue transmitirlas a la compañía. Si Cook trata de convertirse en un clon de Jobs, entonces podemos dar a Apple por muerta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
Widget By Best Accounting Services