Ni por el mar se puede pasear tranquilo

Hay que ver hasta donde llega la delincuencia; en este vídeo vemos como un pulpo le roba su cámara a un submarinista.

Ocurrió en Nueva Zelanda. El submarinista estaba filmando el fondo marino con su recien estrenada cámara de $700, cuando un pulpo se la roba. El submarinista persigue al pulpo y consigue recuperar su cámara.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services