Los rayos cósmicos, posible causa de las extinciones masivas

Los paleontólogos han comprobado que, aproximadamente, cada 62 millones de años se produce una extinción en masa. Según sciencemag, la causa podría ser la órbita del Sistema Solar alrededor de la galaxia, que cada 62 millones de años lo haría pasar por una zona de radiación cósmica muy intensa.

Todos hemos oído hablar de la extinción que acabo con los dinosaurios hace 65 millones de años, que se sabe fue provocada por el impacto de un meteorito gigante. Sin embargo, esta gran extinción no fue la única; es mas, muchos expertos piensan que este impacto no fue suficiente para acabar con los dinosaurios, que tuvo que ocurrir algo mas.

Los paleontólogos saben que las grandes extinciones se producen de forma regular, con un periodo de unos 62 millones de años y que el último periodo de este ciclo fue hace 55 millones de años (lo que significa que aún quedan 7 millones de años hasta la próxima); esto significa que eventos aleatorios, como el impacto de asteroides, no pueden explicarlas, por lo que es preciso recurrir a algún evento periódico.

Orbita del Sol en torno al centro galácticoAhora, unos investigadores de la Universidad de Kansas creen haber descubierto el motivo. Según el profesor Adrian Melott, el Sistema Solar sigue una órbita en zigzag (como se muestra en el dibujo de la izquierda), que de forma periódica lo llevaría a la zona superior del plano galáctico, una zona que está sometida a un bombardeo de radiación muy intenso, lo suficientemente intenso como para provocar mutaciones genéticas y afectar al desarrollo de la vida sobre nuestro planeta.

La órbita en zigzag se debe a que los objetos dentro de la galaxia no están repartidos de forma uniforme, con lo que nuestro Sistema Solar se ve sometido a unas influencias gravitatorias variables que hacen que su movimiento sea irregular. Melott ha estimado el movimiento que ha seguido el Sistema Solar en los últimos millones de años y ha observado que su paso por las «zonas peligrosas» se corresponde con las extinciones en masa.

El origen de esta radiación es la interacción del campo magnético de nuestra galaxia con la radiación procedente de Virgo, un cúmulo de galaxias situado a unos 50 millones de años luz. La Vía Láctea está siendo atraída por ese cúmulo y se dirige hacia él a una velocidad de unos 200km/s, lo que hace que la radiación que viene hacia la Vía Láctea desde ese cúmulo forme una onda de choque donde la radiación se hace muy intensa. Las grandes extinciones corresponderían con los momentos en los que el Sistema Solar se aproxima a esa onda de choque.

La teoría, que aún está pendiente de ser validada, ha despertado un gran interés en la comunidad científica. Así, el profesor Richard Muller, de la Universidad de Berkeley, ve improbable que los rayos cósmicos puedan ser la causa directa de una extinción en masa; Muller ve mas probable que la radiación provoque un cambio clímatico que si sería la causa última de las extinciones; «Debemos intentar entender mejor el mecanismo», ha declarado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services