La vida salvaje es una mierda

Hace años que, desde diversos frentes, intentan vendernos la vida en la naturaleza como algo idílico, pero las noticias se encargan de recordarnos que la vida salvaje es justamente eso: salvaje.

En particular, me refiero a estas dos noticias:

– LOS DELFINES ASESINAN A SUS CRÍAS:
ENLACE A LA NOTICIA

El infanticidio es una práctica muy común entre los animales salvajes. El caso mas conocido es el del león; cuando un león se convierte en el lider de la manada (porque ha desafiado y derrotado al actual jefe), lo primero que hace es asesinar a las crías del anterior jefe, para que las hembras entren en celo y así tener el su propia descendencia. Este comportamiento no es exclusivo de los leones, también se ha observado entre otros depredadores, como los lobos e incluso los gatos domésticos.

Pero la práctica del infanticido va mas allá. Cuando los animales salvajes sienten que el entorno se ha vuelto hostil, el primer efecto es que les desaparece el instinto reproductor (dejar de entrar en celo), y si ya tienen crías, lo normal es que las maten y se las coman; de hecho, ¿Por qué os creeis que es tan difícil criar animales salvajes en cautividad?

El porque de este comportamiento es bastante fácil de comprender; cuando las cosas vienen mal dadas las crías dejan de ser el futuro para convertirse en una carga, una carga de la que es mejor deshacerse hasta que lleguen tiempos mejores; a fin de cuentas, crías se pueden tener en cualquier momento, siempre y cuando estés vivo.

– LOS CHIMPANCES ASESINAN A SUS VECINOS PARA ROBARLES EL TERRITORIO: ENLACE A LA NOTICIA

Las tribus de chimpances atacan los territorios de otras tribus de chimpances para asesinarlas y así ampliar su territorio. Vaya, resulta que los humanos no somos los únicos que montamos guerras para apropiarnos de los recursos de los vecinos.

En cualquier caso, la territorialidad es una característica de muchas especies animales (¿Quien no ha visto nunca a un perro "marcando"?), que no toleran la presencia de invasores. Normalmente, las lucha por territorio se saldan con la huida de uno de los enfrentados, pero en una situación adversa, de escasez de comida, podemos esperar que las luchas sean a muerte.

– ¿DE QUE NOS SORPRENDEMOS?

Para un herbívoro, la vida consiste en estar permanentemente alerta, para huir en el momento en que detecte la presencia de un depredador. Por si esto no fuera ya bastante duro, existe el riesgo de que llegue una sequía que mate las plantas, dejándole sin alimento.

Para el depredador la vida tampoco es fácil; aparte de que también tiene que protegerse de otros depredadores, su comida no se está quieta, así que para cazarla tendrá que acercarse sigilosamente, con cuidado de no ser detectado, y atarcar de una forma precisa y certera; un solo error y se quedará sin comer. De hecho, no es nada raro que un depredador pase días enteros sin comer, ya sea porque ha tenido mala suerte, o porque las inclemencias del tiempo han dejado su territorio sin nada que cazar.

Pero las cosas no terminan ahí; para un animal salvaje, sea herbívoro o carnívoro, sufrir una lesión grave o ponerse enfermo normalmente significa la muerte; ponerse enfermo o lesionarse significa que tanto su capacidad para protegerse de los depredadores como su capacidad para buscar comida quedarán muy mermadas, con lo que sus posibilidades de sobrevivir quedan muy reducidas.

Viendo lo duro que es el entorno salvaje, ¿Que tiene de raro que los animales tengan instintos violentos y asesinos? Si tu propia vida no vale nada, ¿Que valor le vas a dar a las vidas ajenas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services