La basura espacial, un problema cada vez mas grave

Hace unos días el satélite Envisat, de la Agencia Espacial Europea, pasó a apenas 50 metros de distancia de un fragmento de basura espacial.

La basura espacial son los restos que la exploración espacial humana ha dejado en el espacio, en órbita alrededor de nuestro planeta. Está formada por satélites que han agotado su vida útil, etapas superiores de cohetes espaciales y fragmentos diversos, como tornillos o fragmentos de metal.

Hace años que se habla del riesgo que supone esta basura para las naves en órbita, aunque fue el 10 de febrero del 2009 cuando se produjo la primera colisión de satélites en órbita; el resultado de esta colisión fue la creación de un gran número de fragmentos que han engrosado el volumen de la basura espacial, aumentando el riesgo de colisiones. De hecho, la basura generada por este impacto puso en peligro la misión de reparación del Hubble.


Basura espacial alrededor de nuestro planeta.
Pulsar sobre la imagen para verla a tamaño grande

Ahora, según leo en space.com, el satélite Envisat pasó a unos 50 metros de la tercera etapa de un cohete chino. El satélite llegó a estar tan cerca del cohete, que el equipo de control se vio obligado a encender los motores de maniobra del satélite para alejarlo y evitar el riesgo de colisión.

Aunque este cohete chino no es el único riesgo para el Envisat; según Heiner Klinkrad, encargado del seguimiento de la basura espacial, "En torno al 50% de las aproximaciones que sufre el Envisat son con fragmentos generados por la prueba antimisil realizada por China en el año 2007 y con fragmentos de la colisión orbital de febreo del 2009".

Aunque el satélite europeo no es el único que ha estado en peligro; la NASA ha declarado que durante el año 2009 cinco de sus naves se han visto obligadas a maniobrar para evitar la colisión con basura espacial.

En estos momentos, se están intensificando los contactos entre agencias espaciales para retirar del espacio los fragmentos de basura espacial mas peligrosos, aunque será preciso resolver muchos problemas técnicos y legales antes de que se pueda poner en marcha el plan de limpieza.

Lo malo es que el riesgo es cada vez mayor; hay órbitas en los que se ha alcanzado la densidad crítica, creando un serio peligro de reacción en cadena; es decir, una colisión provocaría una nube de fragmentos que alcanzaría otros satélites, provocando nuevas colisiones y nuevos fragmentos que…

FUENTE: space.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
Widget By Best Accounting Services