Juer con nuestros antepasados (2a parte)

Sigo con las normas de educacion en la mesa escritas por Leonardo DaVinci… En esta ocasion, reproduzco la explicacion sobre la manera correcta y educada de proceder cuando organizamos un banquete y queremos que uno de los invitados…. ejem… deje el tabaco definitivamente.

Estos son los sabios consejos del maestro:

—————————-

"De la manera correcta de sentar a un asesino en la mesa"

Si hay un asesinato planeado para la comida, entonces lo mas decoroso es que el asesino tome asiento junto a aquel que sera el objeto de su arte (que se situe a la derecha o a la izquierda de esa persona dependera del metodo del asesino), pues de esta forma no interrumpira tanto la conversacion si la realizacion de este hecho se limita a una zona pequeña. En verdad, la fama de Ambroglio Descarte(*), el principal asesino de mi señor Cesare Borgia, se debe en gran medida a su habilidad para realizar su tarea sin que lo advierta ninguno de los comensales y, menos aun, que sean importunados por sus acciones.

Despues de que el cadaver (y las manchas de sangre, de haberlas) haya sido retirado por los servidores, es costumbre que el asesino tambien se retire de la mesa, pues su presencia en ocasiones puede perturbar las digestiones de las personas que se encuentren sentadas a su lado, y en este punto un buen anfitrion tendra siempre un nuevo invitado(**), quien habra esperado fuera, dispuesto a sentarse en la mesa en este momento.

—————————

(*): Por lo que dice Leonardo, el tal Ambroglio era un personaje conocido, lo que me plantea una pregunta… En los banquetes, los que se sentaban al lado de este hombre, ¿No decían nada? Yo, si estoy en una mesa y veo que a mi lado se sienta un un asesino a sueldo, pondría muy mala cara. Es mas, ¿Duro mucho en el oficio? Lo digo porque se me hace que en la profesión de asesino a sueldo la siniestralidad laboral debía ser muy alta.

(**): Si el asesino se retira de la mesa, entonces quedan dos sitios libres, el del asesino y el de la victima; sin embargo, Leonardo habla de un unico invitado de repuesto, que por lo que dice parece que es para reemplazar al asesino. Imagino que no debia considerarse de buena educacion sentar a alguien en el lugar del finado, pero el libro no hace ninguna aclaracion sobre este punto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
Widget By Best Accounting Services