Japón rompe la barrera de los 10 petaflops

El K-Computer, el superordenador japonés que encabeza en estos momentos el top-ten de supercomputación, se ha convertido en el primer ordenador que consigue superar los 10 petaflops de velocidad, que son diez mil billones (10.000.000.000.000.000) de operaciones matemáticas por segundo.

Resulta llamativo, hace apenas tres años hablaba del Road Runner, el primer ordenador que conseguía romper la barrera del petaflop, y me atreví a pronosticar que sería una marca difícil de romper, porque en aquel momento el ordenador que ocupaba el segundo puesto tenía una potencia de apenas medio petaflop. Sin embargo, pronto empezó una carrera en el top-ten de supercomputación y el año pasado ya estaba a punto de romperse la marca de los dos teraflops.

Y así quedaron las cosas hasta que, el junio pasado, Japón presentó el K-Computer, un superordenador fabricado por Fujitsu y equipado con 68.544 procesadores SPARC64 de 8 núcleos, que pulverizaba todas las marcas al conseguir una velocidad de cálculo de 8 petaflops.

El K-Computer, el ordenador mas potente del mundo

Ahora el número de procesadores del K-Computer se ha ampliado a 88.128 procesadores con lo que su potencia de cálculo se ha incrementado a 10,51 petaflops, rompiendo otra marca histórica y distanciándose aun mas del Tianhe 1-A, el ordenador chino que ocupa el segundo puesto de la lista con 2,5 petaflops.

La característica mas llamativa del K-Computer es que no usa procesadores x86 (la denominación genérica para los procesadores Intel y AMD), que en los últimos años se habían convertido en el estándar en supercomputación; en su lugar usa una versión del procesador SPARC fabricado expresamente para Fujitsu.

Lo cierto es que en el mundo de la supercomputación las cosas están cambiando. El primer cambio que vimos fue la incorporación de las GPUs, los procesadores que llevan las tarjetas gráficas, como coprocesadores matemáticos; en este terreno la ventaja es para los orientales, así los  chinos tienen dos ordenadores dentro del top-ten, el Tianhe-1A (en el segundo puesto) y el Nebulae (en el cuarto puesto),  y los japoneses uno, el TSUBAME (en el quinto puesto); los tres utilizan procesadores Intel Xeon y GPUs NVidia.

Tradicionalmente, el único fabricante de superordenadores que no utilizaba procesadores x86 era IBM, que tenía la línea de ordenadores BlueGene que estaban basados en procesadores PowerPC, aunque los orientales también se han subido al carro; de momento la ventaja es para Japón y el K-Computer, pero China también está empujando con el BlueLIght, un superodenador basado en procesadores ShunWei.

¿Y que hace Estados Unidos mientras tanto? Lo cierto es que de momento poca cosa. Su último gran superordenador es el Jaguar, presentado en el 2009, que fue el número uno hasta finales del 2010 y que ha descendido hasta el tercer puesto en el ranking, por detrás del K-Computer y el Tianhe 1-A. Cuesta creer que Estados Unidos esté dispuesto a regalarle los primeros puestos a los orientales, así que habrá que estar atentos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services