Hologramas en tiempo real, un poco mas cerca

¿Recuerdas la escena de “Star Wars” donde el holograma de la princesa Leia le pide ayuda a Obi-Wan Kenobi? Gracias a una película plástica desarrollada recientemente,  este tipo de hologramas están un poco mas cerca.

La televisión y el cine 3D convencional se limitan a mostrar dos imágenes, una dirigida al ojo izquierdo y otra dirigida al ojo derecho, que al combinarse en nuestro cerebro generan una ilusión de tridimensionalidad. Este sistema tiene dos inconvenientes; el primero, que se necesitan unas gafas especiales para separar las dos imágenes y que cada ojo reciba la que le corresponde; y el segundo, que la sensación de tridimensionalidad no es completa; no podemos dar un paseo alrededor del objeto que vemos en la pantalla para observarlo desde varios puntos de vista.

En cambio, en un holograma se reproduce el patrón de luces que produce un objeto real, lo que significa que, no solo podemos percibir las 3D sin necesidad de gafas especiales, sino que podemos movernos libremente alrededor del objeto viendo como cambia el punto de vista.

Como se proyecta la luz desde un objeto real

Cuando iluminamos un objeto, este produce un patrón de luz que se proyecta en todas direcciones

Como vemos en la animación superior, cuando la luz ilumina un objeto esta se dispersa en todas direcciones, con lo que tendremos una imagen diferente según el ángulo desde donde los miremos.

funcionamiento de un holograma

El punto donde convergen las líneas negras que salen del ojo es donde percibimos que se encuentra situado el objeto

Un holograma tiene la capacidad de captar y reproducir estos patrones, de manera que cuando miramos un holograma estamos viendo exactamente los mismos patrones de luz que produce el objeto real, con lo que para el ojo no existe diferencia entre observar un holograma u observar el objeto real.

El problema para crear un televisor holográfico es que necesitamos un material que sea capaz de reproducir este tipo de patrones de luz, algo que las pantallas LCD convencionales no son capaces de hacer.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Arizona ha logrado crear exactamente eso, un material plástico en el que se pueden imprimir y borrar hologramas, de la misma forma que en una pantalla convencional se van imprimiendo y borrando imágenes para crear sensación de movimiento. De momento, con este material solo se consigue una velocidad de apenas una imagen cada dos segundos, pero, como vemos en el siguiente vídeo, es una imagen verdaderamente 3D, que podemos mirar desde cualquier ángulo.

Lo que vemos en el vídeo es un prototipo de pantalla de 10 pulgadas hecha del material “fotorefractario”. La imagen que se proyecta en esta pantalla se graba con una batería de cámaras que rodean el objeto a filmar, tomando vistas desde todos los ángulos posibles; la información recogida por las cámaras se codifica en un láser que la graba en la pantalla. En condiciones normales, este holograma se borra tras uno o dos minutos, a no ser que se escriba encima otro holograma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
Widget By Best Accounting Services