¿Hasta que punto podemos fiarnos de la nube?

Una de las muchas preguntas que plantea el cierre de Megaupload es que va a pasar con la información privada que muchos usuarios almacenaban en esos servidores, lo que nos lleva directamente a otra pregunta, ¿Es fiable confiar nuestros datos a terceras empresas?

Una pregunta muy simple, ¿Que pasaría si quebrara facebook? ¿Que ocurriría con todos los datos, fotos y timelines que sus usuarios han depositado allí? Quizá alguno esté pensando… «¿Que dices burro? ¿Como va a quebrar facebook?, Eso es imposible». Bueno, el caso es que en 1990 también era imposible que quebrara PanAm, la mayor aerolínea del mundo, y aun mas imposible se habría considerado que pudiera quebrar Lehman Brothers, pero el caso es que esas empresas enormes y aparentemente invulnerables quebraron.

La filosofía de la nube implica que el único programa que ejecutará nuestro ordenador es el navegador web, y todo nuestro trabajo se hará vía Internet, tirando contra servidores provistos por terceras empresas. Trabajar así implica una confianza absoluta en dicha empresa, ya que ella será la encargada de custodiar nuestros datos y, aunque la empresa tenga voluntad de hacer las cosas bien, siempre hay factores externos, como una intrusión de seguridad o el cierre.

De todas formas, tampoco es mi intención atacar a la nube, porque lo que estamos viendo forma parte de la evolución natural de las tecnologías. Cuando una tecnología nueva hace su entrada en el mercado siempre se vende como la panacea universal, como la solución definitiva a todos nuestros problemas y, de hecho, habrá una tanda de early adopters que no solo la adoptarán con pasión, sino que se convertirán en predicadores y evangelizadores del nuevo invento.

Evidentemente, ninguna tecnología es perfecta, todas tienen sus fallos y limitaciones, y eso es algo que se empieza a ver cuando ya se ha extendido lo suficiente y ya hay una masa crítica de usuarios lo bastante alta como para que las deficiencias sean visibles. Es a partir de ese punto donde la gente empieza realmente a aprender a usar esa nueva tecnología, porque solo conociendo las ventajas e inconvenientes de un producto podremos utilizarlo de una forma eficiente y segura.

En resumen, el cierre de megaupload es un toque de atención a todos los usuarios de la nube, un recordatorio de que tener nuestros datos en discos virtuales en la red puede estar muy bien, pero que mantener una copia en nuestro ordenador local está todavía mejor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services