El retorno de la fusión fría

Hace unos días saltaba la noticia de que un investigador japonés había logrado producir fusión fría. En El Tamiz publican un excelente artículo explicando lo que ha logrado este investigador japones.

Según explica El Tamiz, el experimento de Yoshiaki Arata consistió en comprimir deuterio a una presión de unas 100 atmósferas, en un recipiente con una muestra de dióxido de zirconio dopado con paladio. El resultado observado fue un aumento de temperatura debido en parte al aumento de la presión del gas, pero que, según el doctor Arata, también se debe a reacciones nucleares. Ademas, al finalizar el experimento, en el recipiente se detectaron trazas de helio cuya existencia solo podía justificarse por las reacciones nucleares.

Para validar los resultados, el doctor preparo otros dos recipientes de control; uno en el que no estaba presente la muestra de zirconio y paladio, y otro en el que el deuterio se sustituía por hidrógeno. En ambos, el aumento de temperatura fue inferior y no se detectaron las trazas de helio.

Dicho con otras palabras, lo que tenemos es un experimento donde se observa un aumento anormal de temperatura y la aparición de helio. A primera vista, podemos suponer que se han producido reacciones de fusión; pero, ¿Significa eso que hemos logrado por fin una fuente de energía limpia y barata?

Mucho me temo que no. Primero será necesario validar el experimento de Arata, para comprobar que efectivamente se han producido reacciones de fusión; si se confirma, vendrá el paso mas difícil: Convertir este instrumento de laboratorio en un reactor utilizable comercialmente. La mala noticia es que, en el experimento de Arata, solo se ha detectado un ligero aumento de temperatura, lo que quiere decir que la energía producida por las reacciones nucleares es muy escasa.

En resumen, Arata ha logrado hacer saltar algunas chispas, pero lo que necesitamos es fuego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services