El primer cyborg

En este vídeo vemos un robot cuya unidad de control no es un ordenador sino un circuito formado por neuronas vivas, lo que lo convierte en un cyborg.

El "ordenador" que controla este robot es un cultivo de neuronas. Las neuronas se colocan en un pequeño depósito con nutrientes, donde crecen formando redes y estableciendo conexiones con las terminales que manejan las partes mecánicas y electrónicas del robot, convirtiendo a las neuronas en el cerebro de la máquina.

Según explican en el vídeo, el cultivo neuronal tiene una vida de unos tres meses; pasado ese tiempo hay que preparar un cultivo nuevo para dotar al robot de un nuevo cerebro. Cada vez que se le ha cambiado el cerebro al robot su comportamiento ha sido diferente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services