El peligro de los perturbadores de GPS

La policía inglesa ha detectado que los delincuentes están utilizando perturbadores de GPS para neutralizar los dispositivos de seguimiento que llevan muchos vehículos.

Un perturbador de GPS es un transmisor de radio que emite una señal en la frecuencia del GPS mucho mas potente que la que llega desde los satélites, de esta forma se ciegan los receptores GPS que se encuentren en las inmediaciones del perturbador, que quedan inutilizados. Hoy día estos perturbadores los utilizan los conductores de camión, para neutralizar los localizadores GPS que las empresas suelen instalar en sus vehículos, y por los ladrones de vehículos de gama alta, para neutralizar los dispositivos antirrobo que transmiten la localización del vehículo.

Perturbador de GPS. Este dispositivo anula cualquier receptor GPS en un radio de 6 metros

Pero los perturbadores de GPS sirven para mucho mas que para neutralizar los dispositivos de seguimiento de vehículos; los sistemas informáticos que controlan las transacciones financieras utilizan receptores GPS para ajustar sus relojes internos, un perturbador GPS podría falsear fácilmente esta señal introduciendo una hora falsa en el sistema y manipulando así las operaciones.

De hecho, según los expertos nuestra sociedad depende demasiado del GPS. En los últimos años el uso de receptores GPS, tanto para la localización geográfica como para ajustar la hora, se ha generalizado y muchos sistemas críticos dependen de esta tecnología para funcionar correctamente. Según los investigadores, los problemas del GPS son, en primer lugar, que la señal GPS es muy débil, la generan satélites situados unos 20.000 kilómetros de altura, de manera que es muy fácil de neutralizar; en segundo lugar, que no lleva ningún mecanismo de autentificación, de manera que es muy fácil generar una señal falsa para engañar a los receptores; y en tercer lugar, que los sistemas aceptan directamente la información entregada por los receptores GPS, sin ningún tipo de comprobación o validación. La situación actual se ha calificado como de “sobreconfianza en el sistema GPS”.

¿Como solucionar este problema? Los investigadores coinciden en la necesidad de instalar dispositivos de respaldo que confirmen la información entregada por el GPS, aparte de mejorar la seguridad del sistema. En ese punto, la red Galileo supone un importante avance porque su señal está encriptada, lo que hace muy difícil generar una señal falsa, pero los especialistas coinciden que esta característica solo paliará los problemas, no los solucionará.

De momento, en enero del 2011 la policía británica puso en marcha el proyecto Sentinel para rastrear los perturbadores de señal GPS, proyecto que consistía en desplegar una red de detectores de perturbadores por las carreteras del Reino Unido. Según la policía británica, la red Sentinel lleva detectados mas de 100 incidentes con perturbadores de GPS.

FUENTE: ZDnet.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
Widget By Best Accounting Services