El enfriamiento global, revisitado

Las bajas temperaturas de este invierno han llevado a dudar de la existencia de un calentamiento global; incluso se ha planteado que el problema podría ser de enfriamiento.

En Teleobjetivo he hablado en dos ocasiones de la teoría del enfriamiento global:

Las teorías que predicen la llegada de una nueva era fría se dividen en dos grupos:

  • La acción solar: Según estas teorías, las eras cálidas y frías se deben a los ciclos solares. En estos momentos, el Sol estaría a punto de entrar en una etapa de baja actividad, lo que provocaría un descenso global de las temperaturas. Un ejemplo de "era glaciar solar" sería la llamada "miniedad del hielo", que se extendió desde los siglos XIV al XIX. Durante ese periodo la actividad del Sol habría sido anormalmente baja.
  • La acción de las corrientes marinas: Los océanos están recorridos por unas corrientes que se encargan de transportar el calor de los trópicos hasta las latitudes mas elevadas. Si estas corrientes fallan, el calor deja de circular provocando que las latitudes mas elevadas se congelen. ¿Y que puede hacer fallar las corrientes marinas? Nada mas y nada menos que el calentamiento global. Uno de los motores que hace funcionar esas corrientes es el frío de los polos. El calentamiento global ha disminuido el tamaño de los polos, haciendo que este motor pierda potencia y, en consecuencia, las corrientes marinas se debiliten, dejando de transportar calor.


Las corrientes marinas que calientan nuestro planeta

¿Donde está la verdad? Son muchos los astrónomos que hablan de un nuevo periodo de baja actividad solar, pero también es cierto que este año el Polo Norte ha retrocedido mas que nunca, lo que significa que el motor que mueve las corrientes marinas ha tenido mucha menos potencia de lo normal.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services