El dirigible espía

El Pentágono piensa invertir 400 millones de dólares en un dirigible espía alimentado por energía solar que volaría a una altura de unos 20.000 metros y tendría una autonomía de vuelo de diez años.

El dirigible, alimentado con energía solar y células de hidrógeno, tendrá una longitud de unos 150 metros y podrá desplazarse a cualquier lugar del mundo en unos 15 días.

Su gran altura de vuelo, unos 20.000 metros, lo hará inmune a la mayoría de los ataques y le permitirá observar áreas de terreno muy amplias, mucho mas amplias de las que permite explorar un AWACS. Ademas, el dirigible podrá vigilar de forma constante una determinada zona, algo que los AWACS no pueden hacer.

El Pentágono confía en tener listo un prototipo para el 2015.

Hace años que se intenta resucitar los dirigibles, aunque sin éxito. El ejército estadounidense trabaja en otro proyecto, el P-791, que aunque parece funcionar, ha generado muchas críticas. A lo largo de los años también han aparecido varios proyectos de grandes dirigibles de pasajeros, pero que han ido cayendo en el olvido.

FUENTE: LATimes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services