De visita al lago Vostok

Ayer, la noticia del día fue que los investigadores por fin han alcanzado el lago Vostok y pronto podrán empezar a estudiarlo. El Vostok es un lago situado en la Antártida debajo de 3.800 metros de hielo. Lo que hace fascinante a este lago es que lleva unos 15 millones de años aislado del resto del mundo, con lo que las formas de vida que puedan habitar ahí han seguido una línea evolutiva independiente del resto del mundo.

El lago Vostok recibe su nombre de la base científica rusa que tiene encima, base instalada en el año 1957 para investigación científica. Los primeros indicios de la existencia de este lago los dieron unas investigaciones sismológicas realizadas entre los años 1959 y 1964 para medir el espesor de la capa de hielo, aunque no se confirmó hasta 1996, año en que un equipo de investigadores británicos utilizaron el radar del satélite ERS-1 para «mirar» a través de la capa de hielo.

Vista radar del lago Vostok.

El Vostok tiene una longitud de unos 250km y, en su punto mas ancho, mide unos 50km y, en su zona mas profunda, alcanza los 800 metros, lo que lo convierte en uno de los lagos mas grandes del mundo. El agua de este lago se encuentra a unos 3 grados bajo cero y no se congela a causa de las 350 atmósferas de presión que producen los casi 4 kilómetros de hielo que tiene encima.

La estación antártica Vostok, separada del lago por una capa de hielo de casi 4.000 metros de espesor. Pulsar sobre la imagen para ver a tamaño grande

Este lago se formó hace unos 35 millones de años, cuando la Antártida disfrutaba de un clima templado. Hace unos 15 millones de años la temperatura descendió y se formó la capa de hielo que separó el lago del resto del mundo y se piensa que, desde entonces, el lago permanece aislado del resto del mundo; esto significa que, bajo el Vostok, existe un ecosistema que lleva 15 millones de años desarrollándose al margen del resto del planeta.

Otro dibujo del lago Vostok con el pozo perforado desde la estación del mismo nombre

Cuando se descubrió el lago, los rusos ya estaban perforando un pozo para obtener muestras de hielo, así que continuaron la perforación con la intención de alcanzar el lago; pero la perforación se detuvo en 1998, cuando faltaban apenas 130 metros, por el riesgo de contaminar el lago. Los investigadores acordaron con el consejo del tratado antártico que la perforación continuaría en el momento en que desarrollaran la tecnología necesaria para poder alcanzar el lago y tomar muestras sin riesgo de contaminación. De esta forma los trabajos de perforación se reanudaron en el año 2006, cuando la tecnología estaba a punto.

El plan de los investigadores es tomar unas muestras de agua del lago. Para ello, la punta de la perforadora se recubrirá de aceita de silicona, una sustancia inerte que no reacciona con el agua, que evitará la contaminación; a partir de ahí, la propia presión del agua del lago rellenará el depósito de recogida de muestras.

En RIA NOSTOVI han publicado una interesante infografía que, entre otras cosas, detallan el mecanismo que se utilizará para la recogida de agua del lago: http://sp.rian.ru/infografia/20111011/151031745.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services