¿De verdad la carrera espacial es cara?

Hace unos días salió la noticia de que el ejército de los Estados Unidos había donado dos satélites espía a la NASA. Se cree que se trata de dos satélites KH-11 Kennan, con un diseño muy similar al telescopio espacial Hubble.

Los KH-11 Kennan, posteriormente renombrada a Crystal, son una familia de satélites espía creados durante los años 70 y de los que se sabe se lanzaron quince. Estos satélites eran básicamente un gran telescopio con un espejo principal de dos metros y medio de diámetro, una óptica similar a la del telescopio espacial Hubble. De hecho, se cuenta que el Hubble se diseñó originalmente con un espejo de tres metros, pero se redujo a dos y medio para poder fabricarlo utilizando los equipos desarrolladas para los satélites espía.

Esquema del KH-11. Fuente: GlobalSecurity.org. Pulsar sobre la imagen para ampliar

Los dos satélites que el departamento de defensa ha donado a la NASA se fabricaron para el programa Future Imaginery Architecture, un proyecto que fue cancelado en el año 2005 debido a los retrasos y los sobrecostes. La NASA utilizará uno de los telescopios como observatorio para estudiar la energía oscura; se trata del proyecto WFIRST, un proyecto que estaba planificado para el 2024 pero que después de este donativo se podrá adelantar hasta el 2020.

Llama la atención que lo que para la NASA son dos de sus proyectos de mayor envergadura, el Hubble y el WFIRST, para el ejército son solo dos satélites mas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services