Cuando Murphy la toma contigo

Curioseando por Internet he localizado una lista de cinco personas que han tenido muy mala suerte. A continuación, la traducción la lista.

1 – Jason y Jenny Cairns-Lawrence: Se han visto atrapados en tres atentados terroristas diferentes.

Jason y Jenny son un matrimonio inglés que podrían considerarse los turistas mas desafortunados del mundo. En septiembre del año 2001 decidieron pasar sus vacaciones en New York, por lo que vivieron desde primera fila el atentado contra las torres gemelas.

Pero esa no fue su única aventura; en julio del 2005 se encontraban en Londres, durante el gran ataque terrorista contra el metro de la ciudad.

Y como que no hay dos sin tres, en el año 2008 decidieron pasar sus vacaciones en Bombay.

Jason y Jenny no sufrieron daño alguno en ninguno de los tres atentados.

2 – Roy Sullivan: Ha recibido el impacto de un rayo en siete ocasiones.

Roy es vigilante en el Shenandoah National Park, y a lo largo de su vida profesional ha sufrido el impacto de un rayo en siete ocasiones, lo que le ha valido aparecer en el libro Guiness de los récords.

La vida de Roy ha servido de inspiración al siguiente anuncio televisivo:

3 – Tsutomu Yamaguchi: El hombre que estuvo en los dos bombardeos atómicos.

Yamaguchi era un ingeniero que, el 6 de agosto de 1945, se encontraba en Hiroshima en un viaje de trabajo. El bombardeo le produjo algunas quemaduras, pero en tres días estaba lo suficientemente recuperado como para poder viajar, así que volvió a su casa en Nagasaki.

Yamaguchi sobrevivió a los bombardeos y falleció el 4 de enero del 2010, a la edad de 93 años.

Aunque Yamaguchi estaba reconocido como víctima del bombardeo de Nagasaki, no fue hasta el 24 de marzo del año 2009 que el gobierno japonés reconoció oficialmente que estuvo en ambos bombardeos. Hay otras personas que aseguran haber estado en ambos bombardeos, pero Yamagichi es el único reconocido oficialmente.

4 – Henry Ziegland: La bala que le dispararon lo mato 20 años después.

Esta es una historia digna de los premios Darwin. En 1883, Ziegland dejó plantada a su novia en el altar; la mujer, presa de la desesperación, se suicidó y su hermano quiso vengarla matando a Ziegland de un disparo. Ziegland sobrevivió al disparo, la bala apenas le rozó y quedó incrustada en un árbol.

veinte años mas tarde, Ziegland decidió derribar el viejo árbol, pero al verse incapaz de hacerlo a mano optó por utilizar explosivos. La explosión hizo saltar la bala, que impactó contra Ziegland causándole la muerte.

5 – Ann Hodges: Sufrió el impacto de un meteorito.

El 30 de noviembre de 1954, un meteorito atravesaba el techo de la casa de Ann Hodges, destrozó el aparato de radio y, en el rebote, la golpeó aunque no le produjo ninguna herida grave.

Aunque la historia no terminó con el impacto. La fuerza aérea envió a unos oficiales a casa de los Hodges para apropiarse del meteorito. El esposo de Ann, Eugene Hodges, llevó a la fuerza aérea a los tribunales y ganó el caso, con lo que recuperaron el aerolito.

Una vez recuperado, Ann lo donó al musero de historia natural de Alabama.

FUENTE: Pig jockey.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services