Radar vs. GPS

A Shaun Malone, un joven de 17 años, le pusieron una multa por el exceso de velocidad; según el radar de la policia, iba a 62mph en una zona donde el límite eran 45mph. Los padres de Malone recuerrieron la multa alegando que, según el sistema de tracking por GPS que habían instalado en el coche de su hijo, en ningún momento superó el límite de velocidad. Leer el resto de esta entrada »

Widget By Best Accounting Services