Cambio de hora

Este fin de semana, como cada año por estas fechas, nos ha tocado atrasar el reloj una hora…

Antiguamente, cuando los relojes mecánicos eran artículos de lujo al alcance solo de los mas ricos, el ritmo de la vida lo marcaba el Sol; así, el agricultor se levantaba al amanecer y se iba a dormir al anochecer (trabajaba “de sol a sol”). Por supuesto, nadie se planteaba que el Sol cada día sale y se pone a una hora diferente, ni mucho menos se planteaba si el dormir un numero diferente de horas cada día podía ser perjudicial para la salud.

El problema de los horarios surgió cuando los relojes mecánicos se popularizaron y el ritmo de la vida empezó a estar regido por sus manecillas.

En el momento en que la duración del día quedo dividida en una serie de particiones fijas, se hizo notar el hecho de que el Sol sale y se pone a horas diferentes, con lo que surgió el problema de organizar los horarios: En verano amanece a una hora a la que en invierno aún es noche cerrada, así que si la gente empieza a trabajar a la hora a la que amanece en invierno, en verano se perderán horas de luz… Solo había una solución: establecer horarios diferentes para el verano y el invierno, y aquí surgió la idea: En lugar de cambiar los horarios, ¿Porque no cambiamos los relojes?

Desde que se tomo esa decisión, el debate ha sido continuo; a la discusión sobre si realmente se ahorra energía se ha sumado el debate sobre los supuestos efectos nocivos para la salud. Sea como sea, esta claro que el tener que cambiar la hora al reloj dos veces al año es una medida muy impopular; ¿Por que? Se pueden aducir miles de sesudas razones científicas, pero el motivo real es mucho mas simple y mundano: ¿Hay alguien a quién no le agobie tener que recorrerse la casa cambiando la hora en todos los relojes? ¿Hay alguien que no haya tenido nunca un lío por haberse olvidado de cambiar la hora?

Lo realmente asombroso es que a estas alturas todavía siga existiendo este problema. Los relojes digitales actuales llevan en su interior una electrónica lo bastante sofisticada como para que puedan realizar el cambio de hora de forma automática; de hecho, los ordenadores y algunos modelos de teléfono móvil ya lo hacen. ¿Cuando podrán hacerlo también los relojes?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
Widget By Best Accounting Services