Accidentes estadounidenses con armas nucleares

¿Crees que las armas nucleares se cuidan como es debido?

Hace un año publiqué esta entrada con la lista de los ocho artefactos nucleares que el ejército estadounidense ha perdido y nunca se encontraron; en esta entrada comentaré otros accidentes con armas nucleares, algunos realmente bizarros.

  • En 1958, un bombardero soltó de forma accidental una bomba atómica que cayó sobre la granja de la familia Gregg, en Carolina del Sur.  Afortunadamente para todos, la bomba no llevaba su carga de uranio por lo que no podía explotar. El incidente se saldó con una indemnización de 54.000 dólares a la familia por parte de la fuerza aérea.
  • En 1956, en la base aérea de Lakenheat en Inglaterra, un B-47 se estrelló sobre un depósito de armas, lanzando combustible en llamas sobre tres cabezas nucleares.
  • En 1977, en la base naval de Holy Loch  en Escocia, a causa de un error de los operarios que manejaban la grua, un misil poseidon cargado y armado cayo al suelo desde una altura de unos diez metros.
  • En 1980, explotó la primera etapa de un misil Titan II, lanzando al aire la ojiva nuclear que cayó a unos 30 metros de distancia.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Widget By Best Accounting Services