El helio, un bien muy escaso

Se habla mucho de la escasez del petróleo, pero existen elementos muy importantes para la industria y que son todavía mas escasos que el llamado oro negro. En sciencedaily hablan sobre la posible escasez de helio que podríamos padecer en un futuro cercano.

Todos hemos oído hablar del helio, es el elemento con el que se inflan los globos y es con lo que se debería haber inflado el Hindenburg si Alemania y Estados Unidos hubieran llegado a un acuerdo.

Sin embargo, las aplicaciones del helio van mucho mas allá de los aerostatos; este gas tiene gran cantidad de aplicaciones en la industria; el helio tiene un papel clave en la resonancia magnética, la fabricación de fibra óptica, fabricación de microchips, …

Por si esto fuera poco, es un componente imprescindible en la investigación científica; el helio se utiliza en los laboratorios de física, en investigación espacial (la NASA lo utiliza para presurizar los tanques de combustible de la lanzadera), …

Las malas noticias son que el helio, ademas de ser uno de los elementos mas escasos en nuestro planeta, es irreemplazable; no existe ningún elemento o compuesto químico con unas propiedades similares a las de ese gas.

El helio que existe en nuestro planeta procede de la desintegración natural del uranio y puede encontrarse en yacimientos de gas natural, aunque la mayoría de las empresas de este sector no se han preocupado de explotar este recurso, con lo que cada año se pierden grandes cantidades de este gas, que son arrojadas a la atmósfera. Para las gaseras, la obtención del helio es un negocio lateral en el que no están dispuestas a hacer inversiones significativas.

Actualmente, la mayor parte de la producción mundial de helio procede de Estados Unidos, de la región denominada Texas Panhandle, una región muy conocida gracias a las películas del oeste, aunque es previsible que en el futuro Rusia se convierta en el primer productor mundial, ya que es el país con las mayores reservas de gas natural.

Según Lee Sobtoka, experto en física y química nuclear por la Universidad de Washington, las dos grandes preguntas son, por un lado, si la industria gasera tendrá la suficiente visión como para capturar el helio almacenado en los yacimientos, y por otro lado, si los consumidores tendrán la suficiente responsabilidad como para reciclar y reutilizar el gas que consumen. Si no se hace así, en unos años podemos enfrentarnos a una inesperada "crisis del helio".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
Widget By Best Accounting Services